Entradas

¿Qué son los retenedores de ortodoncia?

Tras muchos meses con tu aparato de ortodoncia ha llegado el día de prescindir de él. Ya tienes la sonrisa que buscabas. Te contamos que aún te queda una última fase. La conocemos como fase de retención.

En qué consiste esta fase y cómo nos afectará a nuestro día a día es el objetivo de este artículo. Además, te contaremos cuanto tiempo deberás llevar los retenedores.

La fase de retención y para qué sirve

Un tratamiento de ortodoncia debemos dividirlo en tres etapas: una de estudio, el período en el que llevamos la ortodoncia y esta última que conocemos como fase de retención.

Esto nos hace ver que, una vez nos hemos quitado el aparato que todos identificamos como la propia ortodoncia y que ya ha conseguido dejarnos los dientes alineados, entramos en la etapa final que conocemos como la retención, que tiene como fin confirmar los resultados conseguidos en la etapa anterior.

Muchas veces, con la intención de corregir problemas de oclusión, en la ortodoncia se hacen pequeños movimientos de los dientes y los huesos maxilares, con el fin de lograr la posición correcta. Retirado el aparato de ortodoncia aún deberán colocarse de forma definitiva en la nueva posición y es aquí, cuando los retenedores ayudan a conseguir el objetivo, ya que, si no, podrían volver a su posición original.

Nuestros dentistas en Las Rosas, Madrid, consideran que saltarnos este paso es un grave error y hace que muchos pacientes deban volver, al cabo de los años, a comenzar con un tratamiento de ortodoncia desde el comienzo.

¿Cuánto tiempo debes ponerte los retenedores?

Esta pregunta dependerá de cada paciente y del tipo de retenedores que utilice: bien serán fijos o removibles.

  • Los fijos los vas a llevar durante toda tu vida, pero tranquilo, no hay problema y no debes preocuparte. Son prácticamente invisibles y no notará nadie que los llevas puestos, ni te causarán molestias de ningún tipo.
  • Los removibles solo debes llevarlos el período que te indique tu ortodoncista. Por lo general, solo deber ponértelos durante todo el día durante los primeros meses del periodo de retención, aunque siempre quitándotelos para comer y limpiar tus dientes. Con el tiempo se recomienda utilizarlo solo en las horas de sueño.

¿Es posible el tratamiento con ortodoncia si tengo ya implantes dentales?

¿Es posible el tratamiento con ortodoncia si tengo ya implantes dentales?

El término ortodoncia es una palabra que deriva del griego, y su significado es básicamente “diente recto”. Con esta especialidad odontológica, podemos corregir tanto a nivel óseo como dental, las estructuras faciales con el fin de alcanzar los resultados estéticos que pondrán en común el ortodoncista y el paciente con el mejor criterio.

Los aparatos de ortodoncia con los que podemos corregir ciertas alteraciones dentales se clasifica fundamentalmente en la ortodoncia fija y la ortodoncia removible.

La mayor parte de los tratamientos con ortodoncia se llevan acabo en la etapa de crecimiento, ya que aprovechamos en esos momentos con el fin de evitar futuros problemas que compliquen dicho tratamiento. Aunque es verdad que con la ortodoncia actual, hay cada vez más adultos utilizan este tratamiento.

¿Es posible el tratamiento con ortodoncia si tengo ya implantes dentales?

Combinar la ortodoncia con los implantes dentales

Cada vez hay más pacientes en los que es necesario aplicar diferentes especialidades de odontología con el fin de corregir sus problemas bucodentales.

En el caso de los adultos, con el paso del tiempo pueden perder algún diente y tener un implante dental colocado. En estas situaciones, hay ciertas dudas de si podemos realizar un tratamiento ortodoncia una vez ya tenemos implantes en la boca.

Así pues, la realización del tratamiento de Ortodoncia en el caso de que tengamos implantes dentales colocados, no va a impedir el tratamiento por lo que si es posible realizar la ortodoncia con implantes dentales.

En estas situaciones tenemos que tener en cuenta simplemente que el implante está insertado en el hueso de forma fija, por lo que no podemos moverlo. Pero el resto de los dientes si podemos hacerlo con un tratamiento controlado. Por ello el profesional tendrá que planificar correctamente este tratamiento.