Problemas con las carillas dentales

Las carillas son un remedio rápido, económico y muy efectivo a nivel de tratamiento estético odontológico, pero es importante conocer los problemas con las carillas dentales, realizando una valoración que permita tomar una decisión acerca del procedimiento que mejor se adaptará a nuestras necesidades específicas.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son un tipo de tratamiento odontológico estético que consigue resolver problemas dentales mejorando el aspecto de forma muy rápida y con las máximas garantías de seguridad.

Se trata de unas láminas muy finas que se van colocando alrededor del diente, con lo que se consigue devolver un aspecto natural y completamente recuperado.

Se suele utilizar fundamentalmente en los dientes frontales, logrando de esta forma recuperar piezas dentales que se hayan ido deteriorando ya sea por roturas, manchas, desgaste, posición torcida, excesiva separación entre los dientes, etcétera.

Tipos que existen

Las carillas dentales se pueden presentar en dos tipos que son las carillas de porcelana, también conocidas como carillas cerámicas y las carillas de composite.

  • Carillas de porcelana o carillas cerámicas: son más duraderas y ofrecen una mayor calidad. Pueden ser ultrafinas o de circonio. Su precio es más elevado.
  • Carillas de composite: son menos duraderas pero más económicas, de manera que se recomienda para trabajos muy sencillos o incluso para pacientes jóvenes, ya que con el paso del tiempo es posible que la naturaleza del diente evolucione.

Posibles problemas derivados de las carillas dentales

Entre los principales problemas con las carillas dentales que se pueden presentar, destacamos los siguientes:

  • Tienen una vida útil determinada, que se establece en unos 15 años para las de porcelana y de cinco años para las de composite, aunque muy especialmente las de porcelana, pueden llegar a durar bastante más siempre y cuando se realice un adecuado mantenimiento.
  • Para conseguir que alcance la vida útil máxima, será necesario realizar un mantenimiento adecuado en la consulta del odontólogo.
  • Las carillas dentales de composite se van manchando con el paso del tiempo.
  • En el caso de que haya que reparar una carilla de porcelana, es más complicado, ya que se tienen que confeccionar en el laboratorio a diferencia de las de composite, que se pueden arreglar en la consulta.
  • En el caso de las carillas dentales cerámicas o de porcelana, su precio es algo elevado, aunque su gran resistencia y durabilidad hace que se amorticen mejor con el paso del tiempo.

Maloclusión ¿Qué es y cómo se trata?

La maloclusión es un problema de la cavidad oral que consiste en la alineación incorrecta de los dientes.

Esta condición se presenta porque la persona tiene las mandíbulas de diferente tamaño o porque tiene una diferencia de tamaño entre la mandíbula y los dientes.

Por lo tanto, cuando efectúa la mordida, las piezas dentales superiores no encajan con las inferiores.

Tipos de maloclusiones

  • Verticales: es cuando los incisivos superiores no hacen contacto con los inferiores o cuando los primeros solapan de forma excesiva a los segundos.
  • Transversales: se produce cuando el maxilar superior es extremadamente estrecho, lo cual deriva en una mordida cruzada hacia uno de los lados.
  • Sagitales: es la presencia de molares inferiores permanentes más adelantados que sus correspondientes superiores, lo cual produce una mordida invertida de los incisivos. Este es el tipo de maloclusión más notoria a la vista, ya que las personas que la padecen se caracterizan por presentar el mentón prominente.

Síntomas de la maloclusión

  • Dolores de cabeza intensos
  • Silbidos en los oídos
  • Dolor sinusal
  • Mareos

¿Se puede tratar la maloclusión?

Sí, y la infancia es la etapa ideal para hacerlo.

Cuanto antes sea detectada y tratada, más sencillo será corregir los problemas que la maloclusión trae consigo.

Dejarla que avance puede acarrear en el paciente problemas tanto en el habla como en la masticación y hasta en la respiración.

Tratamiento para la maloclusión

La maloclusión se trata únicamente con ortodoncia.

Se puede optar entre aparatos removibles u ortodoncia fija.

Cuando se la trata durante la infancia o la pubertad, es posible que sea necesario la extracción de algunos dientes de leche. Esto se hace para darles espacio a aquellas muelas que aún no han crecido.

Resulta mucho más sencillo y efectivo tratar la maloclusión durante la infancia, la pubertad o la adolescencia, ya que el crecimiento óseo aún no se ha completado. Por lo tanto, mediante la ortodoncia se puede corregir la forma del maxilar. En cambio, en la edad adulta esto solo es posible mediante cirugía.

Ortodoncia en adultos en Vicalvaro, Madrid

Ortodoncia en adultos

No todas las personas llegan a la edad adulta con la dentadura alineada.

Esto, además de representar un problema estético, afecta la salud bucal.

Por ello cada día se hace más común el tratamiento de ortodoncia en adultos. Con el fin de elegir la mejor alternativa entre las opciones existentes, es necesario tomar en cuenta las siguientes cuatro variables:

  • Complejidad del caso
  • Edad del paciente
  • El rol de la estética durante el tratamiento
  • Precio

Tipos de brackets enfocados adultos

Durante la adultez no es tan sencillo renunciar a la estética dental por un período de aproximadamente un año y medio.

Incluso en algunos casos, por razones laborales, no es recomendable que la persona tenga los brackets tradicionales metálicos (aunque sí están disponibles), sino que opte por una de las opciones de mayor demanda en ortodoncia para adultos que nuestros dentistas detallan a continuación:

  • Brackets de cristal de zafiro: la materia prima es, como su nombre lo indica, cristal de zafiro, un material completamente transparente. Esto los convierte en los brackets más estéticos en las elecciones disponibles para adultos.
  • Brackets de porcelana: se los ha catalogado como estéticos, pero esa condición solo la conservan durante las primeras semanas, ya que después se tiñen y adquieren las tonalidades de bebidas oscuras como el café y el vino tinto. Su ventaja es que presentan bordes totalmente pulidos, lo que los hace más cómodos de usar y reduce el factor rozamiento entre ellos.
  • Ortodoncia invisible: la podemos encontrar en los alineadores Invisalign y en la ortodoncia lingual incógnito. Su punto fuerte es que son mucho menos visibles que cualquiera de las dos opciones anteriores
  • Invisalign: esta clase de ortodoncia se presenta en el formato de una férula, la cual es un alineador transparente que se cambia cada dos semanas. Otra de sus ventajas es que es un bracket removible, así que permite una óptima higiene durante el tratamiento.
  • Lingual incógnito: es la más precisa y avanzada de todas las alternativas en ortodoncia. Los brackets se colocan en la parte interna de los dientes. Logra una precisión tal alta porque cada bracket se fabrica a la medida de los dientes del paciente.

 

Corregir los colmillos montados

Corregir los colmillos o dientes montados

¿Qué son los colmillos?

Los colmillos son las piezas dentales ubicadas entre el primer premolar y el incisivo lateral. Estos dientes, además de cumplir con su función estructural, se encargan de machacar los alimentos en el proceso de masticación.

Los colmillos nacen normalmente cuando el niño tiene alrededor de 12 años de edad y si en el maxilar superior no hay suficiente espacio, se produce el problema que se conoce como colmillos montados, pues el colmillo no tiene la posibilidad de ocupar el espacio que le corresponde en la encía.

Corregir los colmillos montados

Colmillos montados

Los colmillos montados suponen una mala posición dental, una de las más comunes que presentan los pacientes. Sin duda, esto provoca un problema de estética dental y por tanto es necesario su tratamiento oportuno y corrección.

Tratamientos para corregir los colmillos montados

Entre los tratamientos de ortodoncia ideales para tratar la mal posición de estas piezas dentales destacan:

1. Sistema de brackets metálicos: Es un método que se utiliza principalmente en niños. No es muy estético, pues los brackets metálicos son bastante vistosos, pero el tratamiento es muy efectivo.

2. Sistema de brackets autoligados: En este caso, la fricción de los brackets es baja y no requiere el uso de ligas para conectar el alambre con el bracket. Con ellos, los movimientos dentales son más veloces en comparación con los brackets metálicos.

3. Sistema de brackets estéticos: Estos brackets son elaborados con materiales como cerámica o zafiro. Son muy estéticos, pues son transparentes y son usados por aquellas personas que no desean que su estética dental quede afectada durante el tiempo que dure el tratamiento de ortodoncia. Son bastante costosos.

4. Método Invisalign: Es un sistema invisible que utiliza férulas o aligners transparentes para alinear los dientes. Se pueden retirar a la hora de comer, de manera que permite una higiene bucal óptima. Es el tratamiento más caro en ortodoncia, pero uno de los más eficaces.

¿Por qué se me mueven los dientes?

Preguntarse ¿por qué se me mueven los dientes? Es lo más normal del mundo y las razones pueden ser muy variadas.

Naturalmente, los dientes tienen un movimiento que casi es imposible de notar. Se puede sentir si intentas tocarlos y moverlos con tus dedos. Pero ese movimiento no se notará nunca visualmente.

Si puedes notar por medio de la vista que tus dientes se mueven, es muy posible que algo esté mal. Lo más indicado es consultar inmediatamente a tu dentista de confianza.

Enfermedades o causas por las que se pueden mover los dientes

Comúnmente, tener los dientes flojos es indicativo de que se padece un problema agudo de las bases óseas de los dientes y de sus apoyos en las encías, esto es conocido como enfermedad periodontal avanzada. Los dientes se aflojan pues carecen de una óptima retención de la encía con el hueso.

Sin embargo, otras causas pueden provocar el mismo problema de dientes flojos, a continuación, enumeramos algunas de ellas:

1. Mordida inapropiada: Se da cuando los dientes superiores e inferiores no están alineados o cuando la persona por un golpe fuerte pierde esa simetría.
2. Bruxismo: Es común en personas que se exponen a altos niveles de estrés y rechinan los dientes. Esto causa que con el tiempo se desgastes y se aflojen los dientes.

¿Qué hacer si se te mueven los dientes?

Aquí hacemos una lista de algunas medidas a seguir si tienes este problema:

  1. Consulta con tu odontólogo de confianza: Es importante que el médico te revise y te diagnostique lo antes posible. En caso de padecer la enfermedad periodontal es importante que te realices una limpieza dental profunda en las encías.
  2. Tratamiento de ortodoncia: Si tu problema es la alineación de los dientes, éste procedimiento lo corregirá.
  3. Uso de protectores nocturnos: Si sufres de Bruxismo, las fundas evitarán el maltrato que causa el roce constante entre los dientes.
  4. Cuida tu alimentación: Lo que ingieres es importante. Por ejemplo, una dieta alta en calcio es buena para la salud de las encías y para la reparación de la dentadura.

Es fundamental cuidar los dientes antes esta situación, ya que si perdemos los dientes la única solución será la colocación de implantes dentales.

¿Cuál es la mejor edad para ponerse brackets?

Últimamente vemos personas que sobrepasan por varios años su cuarta década y que deciden ponerse brackets para alinear sus dientes.

¿Es esta la edad ideal para comenzar con un tratamiento de Ortodoncia? No, aunque siempre es mejor a los cuarenta que nunca, si se trata de obtener resultados.

Sin embargo, cuando hay posibilidades de elegir y acudimos al odontólogo a tiempo, la edad perfecta para iniciar un proceso con brackets es entre los 9 y los 13 años.

¿Cuáles son las ventajas de comenzar a usar brackets en la niñez?

  1. Evita las enfermedades bucales
  2. Previene el desgaste dental
  3. Resultados rápidos
  4. Una mala alineación dental no solo es un problema estético, sino que puede derivar enfermedades de las encías y en el degaste de las piezas. Por ello al iniciar el tratamiento lo antes posible, estaremos previniendo estas consecuencias indeseables.
  5. Por otra parte, en esta etapa se adquieren todos los dientes definitivos, por lo que es el momento ideal para comenzar, ya que también los tejidos son más blandos y permiten así el reposicionamiento de las piezas con más naturalidad y fluidez.
  6. Por último, si esperamos a la adolescencia, estaremos exponiendo a nuestros hijos a la incomodidad de recibir críticas ante su antiestética apariencia.

Brackets en la adolescencia – cómo sobrellevarlos

Miles de adolescentes llevan brackets y sobreviven a la experiencia. La clave está en elegir una de las opciones en brackets transparentes, tales como los de zafiro o los cerámicos.

Esta opción es mucho más discreta, por lo que no hace que el joven se sienta avergonzado.

Si tenemos posibilidades de elegir entre ambos los de zafiro son aún mucho mejores, ya que no se pigmentan con los alimentos, lago que los cerámicos tienden a hacer.

Solicita una consulta con nuestros dentistas en Vicalvaro para valoración sin compromiso.

5 motivos por los que usar carillas

Para muchas personas la apariencia de su sonrisa es de gran importancia, de hecho, el tener una sonrisa saludable es uno de los factores más importantes a nivel estético en una persona. No en vano, es en la cara en lo que más se suele fijar la gente. Uno de los mecanismos para mejorarla son las carillas dentales y en este artículo hablaremos sobre ellas.

Motivos para usar carillas

1. Mejorar nuestra autoestima: Nuestra apariencia es muy importante para sentirnos bien con nosotros mismos, una sonrisa fea puede hacernos sentir inseguros. Por ello, el uso de carillas nos puede permitir recuperar nuestra autoestima de una manera sencilla y rápida.
2. Tener una sonrisa más blanca: Para muchas personas el color de sus dientes puede ser una preocupación, ya que algunos hábitos pueden hacer que tomen un color amarillento que destaca poco y le da un aspecto descuidado a la sonrisa. Sin embargo, con el uso de carillas se puede recuperar una tonalidad más blanca, en caso de que el blanqueamiento no funcione en su caso.
3. Tener mejor apariencia: La sonrisa es un aspecto muy importante de nuestra apariencia y habla acerca de la forma en que cuidamos de nosotros, por ello, mejorar el aspecto de la misma nos ayuda a mejorar nuestro aspecto.
4. Corregir malformaciones en los dientes: Los dientes pueden crecer de forma inadecuada y tomar formas que no son propias de los mismos debido a malposiciones. La consecuencia es una sonrisa que tiene una apariencia poco estética e incluso puede generar molestias al masticar. El uso de carillas puede ayudarnos a darle mejor forma a los dientes.
5. Obtener una sonrisa blanca: Los tratamientos para blanquear los dientes pueden generar desgaste en ellos y se deben hacer de manera recurrente para poder mantener la coloración deseada. Sin embargo, al usar carillas dentales se puede tener una coloración más blanca en los dientes sin tener que acudir constantemente a blanquearlos, aunque igual se les debe dar cuidado.

Si tienes alguna duda sobre este tratamiento, solicita una consulta con nuestros dentistas en San Blas, Vicalvaro y Canillejas y responderán a todas tus dudas.

Dientes torcidos

Frecuentemente los dientes torcidos tienen un origen genético, aunque la posición de los dientes está determinada por varias funciones, como respirar, masticar y tragar.

  • Por ejemplo, si respira más por la boca que por la nariz, la mandíbula superior no se desarrollará lo suficiente y, por lo tanto, los dientes no estarán uno frente al otro
  • Las personas tragan cerca de dos mil veces al día, durante este movimiento, si la lengua está mal posicionada creará un cambio en los dientes.

En el curso de la vida, los dientes se mueven naturalmente y tienden a hacerlo hacia el frente de la mandíbula, lo que a menudo crea superposiciones, particularmente al nivel de los incisivos mandibulares.

¿Cuáles son los problemas relacionados con unos dientes torcidos o una mala posición de los dientes?

  • Las piezas dentales son difíciles de limpiar, por lo que se puede desarrollar caries o aflojamiento prematuro del diente.
  • También puede haber un problema funcional si los dientes no están en contacto entre sí. Los dientes mal ubicados o una mandíbula mal formada interfieren con las funciones de fonación o deglución.

¿A qué edad es posible intervenir?

Los chequeos orales deben realizarse a los 6 y 9 años y deben ser la oportunidad de descubrir problemas de ortodoncia; cuanto antes consulte su odontólogo, mejor resultará el tratamiento.

El ortodoncista podrá trabajar en las posiciones de los dientes pero también en el crecimiento de los huesos para obtener una función correcta y estética.

¿Cuáles son los posibles tratamientos?

Actualmente existen varias técnicas:

  • Anillos o brackets en el exterior de los dientes: En metal o transparente sobre los que se fijará un lazo metálico o blanco
  • Anillos o brackets dentro de los dientes: ortodoncia lingual.
  • Invisalign
  • Carillas dentales

 

¿Cómo corregir dientes montados o apiñados?

No es nada extraño ver a muchos niños, pero también a adultos, con los dientes montados o apiñados.

Causas de los dientes apiñados

La causa más común para que los dientes se amontonen, es la falta de espacio en la mandíbula o maxilares.

Por eso, es común observar que, cuando van saliendo los dientes fijos, se comienzan a colocar unos sobre otros que han salido antes, cambiando la posición en la que deberían colocarse.

Tratamiento para los dientes apiñados

En este artículo queremos contarte que los dientes apiñados o montados se pueden corregir a través de la ortodoncia, a cualquier edad, si bien es cierto que cuanto antes comencemos, mejores resultados vamos a conseguir.

Tras un buen tratamiento de ortodoncia, será posible recuperar la sonrisa.

Causas

Si bien la falta de espacio es una de las causas principales del apiñamiento, también este se puede producir por tener dientes grandes, por motivos hereditarios, por la erupción de las muelas del juicio, o por haber perdido de forma temprana algún diente de leche que ha causado la falta de una guía para los dientes fijos.

Consecuencias de tener los dientes apiñados

Tener los dientes apiñados no solo es un problema por una cuestión estética. Además de esto, pueden acarrear problemas que pueden afectar a la salud dental, puesto que, al complicar la higiene dental, se produce un aumento del riesgo de padecer caries.

Tener los dientes apiñados también produce una mayor incidencia de enfermedad periodontal, como la inflamación de las encías y llega a provocar desgastes de tipo desigual en el resto de las piezas, que no se han colocado de forma correcta.

La ortodoncia puede poner remedio a los dientes apiñados. Con una ortodoncia a edad temprana se consiguen unos resultados estupendos, pero también es cierto que nunca es tarde para devolver a nuestros pacientes una bonita sonrisa. La ortodoncia ha evolucionado muchísimo y ofrece grandes avances para cualquier tipo de paciente.

 

Puente dental o implante dental ¿cuál es la mejor opción?

Muchos pacientes se preguntan, cuándo les surge esta cuestión, si es mejor optar por un puente dental o por un implante dental.

En este artículo vamos a tratar de aclararlo y, sobre todo, ver en qué consisten ambas técnicas.

En principio podemos decir que ambas opciones son válidas para el reemplazo de una pieza dental que se ha perdido, de forma que permite recuperar la estética, pero también la funcionalidad.

¿Qué es un puente dental?

Se trata de una estructura formada por un conjunto de coronas y que sirve para simular la forma de varios dientes. El puente se fija entre dientes naturales, para lo que se necesita tallar los dientes que se encuentran al lado, puesto que la corona se coloca sobre ellos. Debemos saber que se trata de una pieza fija.

¿Qué es un implante dental?

Se trata de un pequeño tornillo que se inserta en el hueso mandibular del paciente, que remplaza la raíz del diente ausente. Sobre el tornillo se coloca una corona que será la que simule el diente. No requiere el tallado de los dientes que están al lado.

¿Implante o puente?

Aunque no nos gusta generalizar, de forma habitual, sí que podemos indicar que los implantes son una opción mejor a los puentes. Pero, insistimos, en que depende de cada paciente, de sus necesidades y de las características de su boca.

Los odontólogos, antes de decidirse por un método u otro, tendrán en cuenta aspectos como la estética, la necesidad del tallado de los dientes que están al lado y la durabilidad del trabajo, ya que en el puente se tiene en cuenta la salud de las piezas laterales.

Y, también se tiene en cuenta el precio. Es importante saber que, aunque el puente es mucho más económico, se deberá tener en cuenta la durabilidad y los logros estéticos que se pueden alcanzar con uno y otro método.

En cualquier caso, solo nuestros dentistas especializados en implantología podrán asesorarte de la forma correcta y con la que obtener los mayores beneficios para tu caso.